Monday, May 15, 2006

Alfajores de chancaca, OSORNO



Fue en el año 2001. Con una amiga se nos ocurrió hacer la práctica en región y llegamos a Osorno. Ahí trabajamos en un pequeñísimo canal de televisión.
Fue una experiencia única laboralmente, pero también en lo personal.
Nos quedábamos en una pensión, que más que pensión era una casa de familia (no habían más arrendatarios que nosotras).
La casa era de la tía Tere, que vivía con sus dos hijas: Daniela y Cheryl, ambas iban al colegio.
Como es costumbre en el sur, algunos días nos esperaban con pan amasado, kuchen y alfajores de chancaca, mis favoritos!!! (en la foto, una muestra...)
Vivimos tantas cosas: trabajar en lugar tan diferente, donde se necesitaba de todo, estar lejos de la familia y los amigos, adaptarse a otra casa, a otra ciudad... pero cocnocimos gente linda, a quienes aún recuerdo. No sé muy bien por qué, pero con la tía perdimos contacto.
La herencia fue que nos enseñó la receta de sus alfajores. Con harina un poco tostada en un sartén, ciruelas deshidratadas y chancaca preparaba una pasta con la que después rellenaba los pastelillos.
Cuando los he hecho, después de tanto tiempo, aún siento el sabor del sur, de la cocina a leña, de los juegos de cartas con la tía, los paseos, la gente ...
El último día de trabajo, cuando caminabamos a la casa para partir esa misma noche a Santiago, mi partner de práctica me dijo: "me siento como si estuviera en una película y estuviera terminando. En este momento aparece la música y los créditos" y tal cual. Eso era

1 comment:

Caro said...

Oye, hasta tuve que crear un blog para poder comentar, porque me lo exigía!